Tratamientos

SEXOLOGÍA MÉDICA Y MEDICINA PSICOSOMÁTICA

 

¿En qué le puedo ayudar?PVS-en-nisa

 

En esta consulta usted encontrará solución o mejoras de todos los problemas sexuales, más de 32 AÑOS DE EXPERIENCIA CLÍNICA EN SEXOLOGÍA avalan mi trabajo.

Mi incorporación  a Clínicas Ginemed y  a Hospitales Nisa Aljarafe mejora esta situación ya que los primeros están especializados en problemas de fertilidad y por tanto cuentan con especialistas en Ginecología, Andrología, Cirujanos, Psicólogas, Especialistas en Menopausia, Rehabilitadores del suelo pélvico, Radiólogos, Analistas y un personal de enfermería, auxiliares y administrativos/as especializados en el trato profesional y humano de los pacientes y en Nisa Aljarafe cuentan con muchas otras especialidades que mejoran cualitativa y cuantitativamente la situación, especialmente tengo el placer de contar con el Dr. Ernesto Sánchez y el resto de su equipo de Urología, con lo podemos tratarle con mayor fiabilidad y certeza.

Este año 2016 hemos inaugurado una plataforma online de atención Sexológica Sexologiadoctor, dónde puedo ayudarle a resolver sus problemas sexuales, de pareja o psicosomáticos pues podemos establecer una comunicación médico-paciente muy similar a la que hago en directo. Ya hemos experimentado esta vía y está totalmente comprobada su eficacía.

En esta especialidad Sexológica soy consciente de que ninguna alteración sexual es de causa solo orgánica o psicológica. Los seres humanos somos un todo indivisible y lo físico, lo psicológico junto con lo social, medioambiental y espiritual se ven alterados o nos influyen cuando vivimos nuestra sexualidad. A este hecho se añade el que, habitualmente, la sexualidad se vive con alguien más que también puede influir en el problema o sufrirlo.

Es habitual que cualquier disfunción sexual, por ejemplo  de causa orgánica, pueda a la larga o en poco tiempo, convertirse en un problema psicológico que no solo afecte a la persona en sí, sino que se traduzca en una mayor o menor dificultad para convivir con su pareja. En los tiempos que vivimos el estrés y sus consecuencias se ha convertido en un modo de vida que dificulta enormemente el normal desarrollo de la sexualidad y de la relación en pareja. De hecho la sexual es una de las conductas que más sufren los síntomas de la ansiedad.

Así, entre otras, puede encontrar respuesta para los siguientes problemas.

DISFUNCIONES SEXUALES en hombres o en mujeres, de cualquier orientación sexual y de causa orgánica o psicológica, entre las que podríamos destacar:

TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS GENERALES. Y entre ellos y con más experiencias en:

 

 

Dinámica de la consulta

Usted acude a una Clínica o a un Hospital dónde hay otras muchas especialidades médicas distintas de la Sexología y jamás se le hace referencias a su visita a esta especialidad, por lo que su anonimato y confidencialidad están garantizados. La ley de Protección de Datos regula este hecho.

Como hemos comentado, los problemas sexológicos y los psicosomáticos tienen bastantes aspectos que tratar y antes hay que procurar diagnosticar con claridad el problema y su alcance en usted y en su pareja, por ello la primera sesión se centra en estudiar en profundidad el caso y diseñar el plan personalizado de tratamiento, que se suele iniciar en esa misma sesión si el caso no requiere de estudios complementarios (análisis, exploraciones, etc.).

Pocos son los casos que se resuelven en una única sesión, la mayoría de las disfunciones van a requerir de un promedio de 3 a 6 ó 7 sesiones, la mayoría se resuelven en 4 ó 5. Y el tiempo requerido va a ser un promedio de una sesión cada 7 ó 14 días.

Uso tratamientos distintos en función de la disfunción que usted padezca, así están los tratamientos Médicos, fármacos, aparatos, consejos médicos. También uso por su alta eficacia y bajo coste, los tratamientos de Modificación de Conducta así como los consejos personalizados (Custom Council) o terapias para la mejora de la relación de la pareja. Estas terapias tienen la enorme ventaja de no generar efectos secundarios y conseguir restablecer la normal función sexual sin requerir de medicaciones en unos horarios forzados, con un gran costo económico o soportando sus efectos secundarios. Una duda habitual entre mis pacientes es ¿tendré recaidas? ¿necesitaré más tratamientos?. Generalmente la Modificación de Conducta consigue que su cerebro aprenda a eliminar definitivamente la patología y no es necesario el mantenimiento de los tratamientos como si ocurre en el caso de los tratamientos farmacológicos o de técnicas recientes como las ondas de choque.

Medicina Psicosomática

En Medicina Psicosomática, abordamos al mismo tiempo, la mente (psico), el cuerpo (somático), así como al entorno social que también tiene un excepcional importancia, máxime en nuestra sociedad actual, muy influenciada por estereotipos, la mayor parte de las veces irreales y casi siempre exagerado, (cine, revistas, pornografía, etc.), siendo este planteamiento el que mejores resultados aporta en el tratamiento de las Disfunciones Sexuales.

Cuando se realiza cualquier actividad sexual no sólo se activa el nivel genital, todo nuestro cuerpo, nuestras emociones, nuestros pensamientos y nuestra propia vida en su conjunto conforman nuestra Conducta Sexual. Lógicamente a toda esta realidad tenemos que unir la de nuestra pareja con sus propias circunstancias, su propio cuerpo y con su estado emocional propio, que podrá estar más o menos cercano al nuestro, pero siempre distinto.

En primer lugar, intentaremos llegar a un Diagnóstico de Certeza, realizando una primera sesión de evaluación de todos los aspectos señalados. A veces necesitaremos la evaluación de otros profesionales de la salud, Ginecología, Urología, Endocrinología, Neurología, Cardiovasculares, Radiología, Laboratorio, etc., que también le podrán atender en Ginemed o nuestro Hospital Nisa o en el médico de su elección, realizando aquellas pruebas que se estimen necesarias para lograr un Diagnóstico de certeza. La mayoría de estas especialidades están integradas en Compañías Privadas de Salud, con lo que los gastos de estas pruebas, exploraciones o tratamientos serán por cuenta de su compañía.

Tratamientos

Una vez alcanzado el Diagnóstico específico sobre la Disfunción Sexual o el problema psicosomático de que se trate, tenemos distintas opciones terapéuticas, si bien en la mayor parte de los casos nuestros tratamientos son combinados:

  1. Tratamientos Farmacológicos. Es de sobra conocido que muchos de los fármacos actuales mejoran notablemente algunas situaciones concretas de Disfunción Sexual, específicamente en las disfunciones eréctiles, con fármacos que actúan de forma directa a nivel genital como MUSE, o Cialis, Levitra o Viagra, si bien en algunas ocasiones también necesitamos utilizar psicofármacos, tratamientos hormonales y en algunos casos hay que sustituir tratamientos ya instaurados para otras patologías que interfieren en su Sexualidad, como puedan ser los betabloqueantes, antidepresivos, antihipertensivos, etc.
  2. Tratamientos de Modificación de Conducta. Como una parte más de la terapia en Salud Sexual y Psicosomática y una vez alcanzado el diagnóstico, bastantes pacientes se benefician de la Aplicación de un Plan de Ejercicios Moduladores de la Conducta, plan diseñado en cada caso y a la medida de cada persona, es decir, son planes específicos y concretos para personas con o sin pareja e independientes de la orientación sexual.
    Estos ejercicios pretenden, en la mayor parte de los casos, eliminar la ansiedad que en gran parte de los casos acompaña a las distintas disfunciones sexuales. Para ello contamos con algunos fármacos y también con técnicas psicosomáticas como las distintas técnicas de relajación o algunas más recientes como el Mindfulnes, etc…
    Se trabajan aspectos de la autoestima que impiden mantener una relación con tranquilidad abordando las distintas circunstancias y situaciones que llevaron a la persona a padecer esa alteración de su Conducta Sexual y aquellos otros aspectos que influyen en que la Disfunción Sexual o el trastorno emocional o psicosomático se mantenga en el tiempo.
  3. Reestructuración Cognitiva. La realizamos en consulta junto a consejos personalizados (Custom Council) durante las distintas sesiones que dure el proceso de tratamiento. La reestructuración cognitiva es una estrategia general de Terapias Cognitivo-Conductuales destinada a modificar el modo que el paciente tiene de interpretar su disfunción sexual y la valoración personal que hace de su problema. Basada en el diálogo informativo con los pacientes y en el uso de técnicas concretas de mejora de habilidades, posibilitamos así los cambios necesarios para la práctica de nuevos hábitos de pensamiento y de conducta.
  4. Terapia de Pareja. Generalmente, cuando una pareja consulta por problemas o dificultades sexuales de uno o de los dos miembros de la pareja, estas disfunciones ya han trascendido a otros aspectos de su vida diaria o al revés. En muchas ocasiones son las diferencias en las formas de entender la convivencia las que se adueñan y modulan las relaciones sexuales, por lo que sin resolver unas se hace muy difícil resolver las otras.

Este abordaje a las Disfunciones Sexuales y a los trastornos Psicosomáticos es el que realizamos en nuestra Unidad de Salud Sexual y Medicina Psicosomática.

No en todos los casos utilizamos los mismos recursos terapéuticos, pues su aplicación e indicación dependerán de cada caso concreto. Y cuente con la absoluta sinceridad de los profesionales de esta Unidad, si su caso tiene o no una solución posible, usted lo sabrá desde la primera sesión. También puede ocurrir que durante el diagnóstico sospechemos alguna otra patología y lo derivaremos al especialista que pueda resolver su caso en particular.

En blog clínica encontrará información sobre distintos aspectos de las disfunciones sexuales así como de los distintos trastornos psicosomático que trato en consulta. Si está interesado en algún tema concreto y no está puede enviarme la sugerencia mediante el formulario de contacto

Temas escritos en mi blog de información sexual, sobre algunas disfunciones

Disfunciones Sexuales en general

Trastornos de la eyaculación precoz

Dificultades con la erección o impotencias

Trastornos del deseo, disminución o desaparición del mismo en ambos sexos.

Falta o dificultad para sentir el orgasmo

Vaginismo o imposibilidad de conseguir la penetración

Coitos dolorosos

Dificultades con la orientación sexual.

Dificultades en la relación de pareja.

Obsesiones sexuales, aversión y/o adicción al sexo.

Trastornos emocionales, tales como depresiones, ansiedades, fobias sexuales.

Trastornos psicosomáticos generales.

Trastornos en la sexualidad debidos a la edad:

Andropausia o Síndrome de ADAM, Síndrome del Hombre Irritable, trastornos a raiz de la menopausia, astenia sexual, etc.

Mitología del marketing y las estafas en los tratamientos sexuales

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!